jueves, 29 de octubre de 2015

Noruega vs Escocia. 1ª Parte

Hay sitios que nos "enamoran".
Paises que, independientemente de sus monumentos o de la grandeza de sus ciudades y paisajes, nos llaman de una manera especial.

Yo tengo dos: Noruega y Escocia.

No significa que no me guste el sitio en el que vivo (¡que me encanta!), significa que me gusta no solo sus paisajes y ciudades, sino su "espíritu", o, al menos, lo que conozco de él.

Después de mucho suspirar por ir a Noruega, finalmente nos liamos la manta a la cabeza e hicimos el viaje.... y no solo cubrió todas mis expectativas, sino que a la vuelta todavía me gustaba más. Con sus fiordos profundos, su naturaleza salvaje, sus gentes respetuosas, sus trolls y tradiciones....

Y al año siguiente le tocó a Escocia, que me mostró un paisaje lleno de castillos y lagos, leyendas e historia.

Así que yo tengo entre dos países mi corazón repartido. Y de los dos volví con ganas de más.

Noruega
 Bergen desde lo alto del funicular.

Escocia
Edimburgo desde el castillo.

 Noruega
Paisajes preciosos desde el autobús, no hacia tanto frío como parece.

Escocia
¿Lluvia en Escocia? Que raro...

Noruega
Profundos fiordos... a veces parece que el paisaje te come. ¿Te imaginas navegar por aquí en un drakkar?

Escocia
El lago Ness, con sus aguas negras debido a la turba. No vimos a Nessie :(

 Noruega
Los lago de aguas turquesas parecen espejos, ¿que es real y que reflejo?

Escocia
Las focas iban a visitar este pueblo, te las encontrabas nadando tranquilamente.

 Noruega
 La stavkirke de Lom.  Toda de madera.


Escocia
Y el castillo de Eilean Donan (el de "Los inmortales")... no puede ser más bonito.

En otro post colgaré más recuerdos.